El final de ‘Under Paris’ sugiere un futuro aterrador

por Juan Campos
Under Paris Ending Explained - A Subversive Climax


Dependiendo de quién seas, el final de Bajo París, en el que un ejército de tiburones mako mutados esencialmente se apodera del mundo, es feliz. La humanidad ya ha causado suficientes daños irreparables a la vida marina como para que ya sea hora de que reciban su merecido.

Estoy bromeando, obviamente, y los fundamentos medioambientales de la netflix La película no es lo suficientemente fuerte como para calificar como una declaración tan grande. Sin embargo, definitivamente están ahí y influyen en un clímax que subvierte un poco las expectativas al revelar que son los humanos, no los tiburones, quienes han mordido más de lo que pueden masticar.

¿Por qué Lilith acabó en el Sena?

el tiburón en Bajo París tiene un nombre, Lilith, y una conexión personal con nuestra protagonista, la científica marina Sophia. Mira, Sophia y su equipo, incluido su esposo, habían estado intentando preservar la vida marina en el Gran Parche de Basura del Pacífico cuando Lilith se volvió loca, matando al marido de Sophia y provocando que ella se desilusionara del proyecto.

Incluso entonces, Lilith mostraba algunos signos preocupantes de crecimiento gigantesco. Resulta que esto es sólo la punta del iceberg. Tres años después, Lilith migró al Sena de agua dulce, donde desarrolló la capacidad de sobrevivir gracias al cambio climático y la contaminación.

Leer también  El final de un viaje es un recordatorio desgarrador de la injusticia de la vida

Como se verá más adelante, Lilith también ha adaptado la capacidad de reproducirse mediante partenogénesis; en otras palabras, ella y su descendencia de tiburón pueden tener hijos sin un macho. Pronto, la cantidad de makos mutantes gigantes aumentará exponencialmente.

El activismo es devorado vivo

Hay dos grandes obstáculos que Sophia tiene que superar para Bajo París. El primero es el gobierno parisino. Está previsto que se celebre un triatlón que ha costado mucho dinero y es fundamental para la candidatura de Francia a los Juegos Olímpicos, por lo que el alcalde de París (un alcalde de la película Shark) se niega a tomar en serio la amenaza.

El segundo tema es el grupo activista juvenil Save Our Seas, liderado por Mika y su socio Ben. Mika está decidida a salvar a Lilith, pero sus esfuerzos idealistas conducen no solo a su propia muerte, sino también a la de varios de sus amigos y compañeros activistas presentes en las catacumbas de la ciudad después de haber transmitido la difícil situación de Lilith en las redes sociales.

En esta secuencia, que es fantástica, es donde Sophia se da cuenta de que Lilith tiene descendencia. Más tarde se entera de que incluso la descendencia está embarazada, a pesar de la aparente imposibilidad de que esto ocurra según la biología marina establecida. Lilith ha evolucionado hasta convertirse en una nueva especie adaptada de tiburón mako.

Leer también  Explicación del final de The Kitchen (2023): ¿Se reconcilian Izi y Benji?

El plan de Sophia y Adil

Con el alcalde todavía negándose a aceptar la pelota (llegando incluso a denunciar públicamente las afirmaciones de que hay tiburones en el Sena para que el triatlón siga adelante), Sophia se une al buzo de la policía más guapo de Francia, Adil, para bombardear el nido de Lilith.

Esto parece duro, pero dada la partenogénesis, es la única opción: los tiburones se reproducen agresivamente y, gracias a sus adaptaciones genéticas que les permiten vivir en condiciones desfavorables, rápidamente se apoderarán de los océanos del mundo entero si no son arrastrados por el viento. venga el reino.

Explicación del final de Under Paris: un clímax subversivo

Bajo París | Imagen vía Netflix

¿Un final infeliz?

Inusualmente para películas de este tipo, el final de Bajo París no presenta a los héroes salvando el día eliminando a los desagradables tiburones de una vez por todas. En cambio, de manera bastante subversiva, todo sale completamente mal y los tiburones se salen con la suya.

Lilith y sus hijos logran llegar al Sena, que está lleno de nadadores, y comenzar a darse un festín con los lugareños. En la carnicería, comienzan a estallar proyectiles vivos en el agua, destruyendo puentes e infraestructuras y provocando inundaciones masivas en todo París.

La película termina con París bajo el agua, Adil medio muerto y Sophia dándose cuenta de la sombría realidad de su situación. Un mapa en los créditos finales muestra cómo los tiburones se extenderán por todo el mundo, convirtiéndose en el principal depredador y potencialmente llevando a la humanidad a la extinción al prohibir su acceso a cualquier cuerpo de agua.

Leer también  Ryo y Kaori buscan venganza en el final de 'City Hunter' en Netflix

Si Mika hubiera sobrevivido, probablemente estaría bastante satisfecha consigo misma.

Related Posts

Deja un comentario